En registro de dominios de Internet recomendamos

lunes, 17 de mayo de 2010

Ya se pueden registrar dominios web en arábigo y cirílico

Registro de dominios web en arábigo y cirílicoLa ICANN decidió el año pasado autorizar el uso de caracteres no latinos en las direcciones web (URLs), es decir, el empleo de caracteres de alfabetos como el cirílico, el árabe, el hebreo, el coreano, el hindi y el chino a la hora de acceder a un sitio web. El caso es que desde principios de mayo de 2010, la ICANN ya permite el registro de dominios web con URLs que contengan caracteres arábigos y cirílicos. Los países Arabia Saudí, Egipto y Emiratos Árabes Unidos fueron los primeros en beneficiarse de la posibilidad de utilizar dominios web en arábigo, para posteriormente introducirse también los nuevos dominios web en cirílico de la Federación Rusa.

Por lo tanto, el árabe ha sido la primera lengua con caracteres no latinos que entra en el sistema de dominios web, siendo este un idioma muy extendido en Internet con más de un 20 por ciento de penetración en Oriente Medio.

Por otro lado, los dominios ccTLD en cirílico para la Federación Rusa toman la terminación ".рф" (o ".rf" en caracteres latinos, siglas tomadas del nombre oficial de la Federación Rusa, "Rossiyskaya Federatsiya"). De momento sólo funcionan un par de dominios en cirílico, los correspondientes a las palabras presidente (президент.рф) y gobierno (правительство.рф), aunque simplemente son redirecciones a sus equivalentes en el antiguo ccTLD de Rusia ".ru".

La ICANN ha recibido peticiones de veintiún países para acogerse a utilizar sus propios caracteres lingüísticos en vez de los latinos, lo que supone un total de once lenguas distintas. De todas estas peticiones, diez están ya en la fase final del proceso, por lo que muy pronto veremos la red poblada con multitud de URLs de caracteres "extraños". Supongo que la hegemonía de los caracteres latinos en las URLs de los dominios web durará todavía mucho tiempo, pero cuando el chino irrumpa de lleno, veremos cuanto dura esta hegemonía.

0 comentarios: