En registro de dominios de Internet recomendamos 1and1

jueves, 22 de marzo de 2018

Ventajas y desventajas de los servicios de Cloud Computing (alojamiento web en la nube)

Alojamiento web en la nube
Aunque el cloud computing es una de las mayores apuestas dentro de los sistemas de información actuales, no nos es posible afirmar todavía que no existan aspectos en contra y que todo vaya a funcionar perfectamente si decidimos migrar nuestros sistemas y alojamientos web a la nube. De hecho, son muchas las empresas que una vez que han migrado parte de sus sistemas y páginas web a la nube, han decidido volver a utilizar un servicio de hosting tradicional.

Por lo tanto, si en algún momento nos planteamos la necesidad de migras nuestros sistemas alojamiento web a la nube, deberemos analizar los posibles problemas y decidir si dichos problemas son realmente un barrera o si simplemente son sólo una percepción errónea por parte de otras personas.

El hosting físico tiene más valor


En mi opinión este es un concepto erróneo e intentaré demostrarlo con un ejemplo. Supongamos que nuestra empresa ha adquirido un servidor de páginas web y que se ha instalado y puesto en funcionamiento satisfactoriamente, quedando todos satisfechos con la inversión. Al cabo de cierto tiempo nos damos cuenta de que no se está utilizando a plena capacidad y que el consumo de energía y los costes de mantenimiento no compensan el servicio que proporciona, significando su uso, por lo tanto, una pérdida económica. Lo más razonable es que decidamos apagarlo y dejar de utilizarlo, lo que implica que no tendrá ningún valor real para la empresa, sin embargo, al ser nuestro, le estaremos asignando un valor que realmente no tiene. Y es que los seres humanos tendemos a dar a las cosas más valor del que realmente tienen.

Ahora imaginad el mismo escenario anterior en lugar de en nuestro centro de datos, en la nube. ¿No supondrá un ahorro tener nuestro alojamiento web en la nube? La respuesta es claramente “SI”. Imaginad que por cualquier motivo el tráfico hacia nuestras páginas web crece y decidimos comprar un nuevo servidor para hacer frente a dicha demanda, imaginad que al cabo de unos meses el tráfico vuelve a sus niveles normales. Nos encontraremos con que ahora poseeremos un servidor que no necesitamos y estaremos pagando por algo que realmente no nos ofrece ningún valor.

En la nube esto no es un problema. Nuestra empresa será dueña de sus datos y los servidores serán de otra empresa. Nosotros pagaremos por mantener y almacenar esos datos, pero cuando no necesitemos algún recurso tecnológico, simplemente dejaremos de pagar por él, sin tener que preocuparnos por poseer un activo que no nos ofrece ningún valor.

Centralización o descentralización de los recursos


Las empresas suelen sufrir ciclos donde pasan de tener una estructura de servidores centralizada a decidir posteriormente descentralizarse, para posteriormente volver a centralizar sus sistemas. Estos ciclos suelen durar alrededor de diez años. Inicialmente las empresas centralizan sus servidores para poder controlarlos desde una sede central; luego deciden descentralizar los servidores para mejorar el rendimiento en las oficinas locales, teniendo que contratar personal o servicios de mantenimiento locales; posteriormente el aumento de los costes hace que se vuelva a tomar la decisión de centralizar los sistemas.

Sin embargo, el cloud computing no es nada de esto, tener los servidores en la nube implica que el hardware subyacente es realmente una abstracción que se convierte en algo distribuido. Los servidores ya no están asociados con un rack, un centro de proceso de datos o un edificio, sino que están geográficamente distribuidos para evitar un único punto de fallos.

Está claro que si decidimos migrar nuestro hosting a la nube deberemos cambiar nuestra forma de pensar. No podemos diseñar nuestros alojamientos web en la nube como los diseñábamos cuando utilizábamos un servidor convencional o cuando utilizábamos uno de los más modernos servidores virtuales. Estas consideraciones no sólo deben tener en cuenta que con nuestros servidores en la nube evitaremos con mucha probabilidad problemas de rendimiento, sino que también tendremos la ventaja de disponer de soluciones escalables y de alta disponibilidad a precios realmente económicos.

0 comentarios:

Más opciones de registro de dominios en registradores